Iruya es un hermoso y pintoresco pueblo, y esta ubicada a 2780 m.s.n.m en la provincia de Salta, Argentina.

Desde Humahuaca en Jujuy, son 3 horas aproximadamente en bus. (hay varias frecuencias a lo largo del día). El camino no tiene desperdicio, el primer tramo es por la ruta Nacional 9 luego hay que desviarse para empezar a transitar 54 km de camino de ripio. Hay solo carril donde un paso en falso podría ser causante de un accidente. El micro tiene que cruzar el río literalmente, por suerte el nivel de caudal de agua estaba bajo para esa época (finales de diciembre).

Es un lugar totalmente mágico, es un pueblito “colgado” entre cerros de colores, muy tranquilo, con callejuelas empedradas, casas de adobe, donde el tiempo parece detenerse.

Al bajarse del bus, hay muchas personas ofreciéndote hospedaje a un precio mas que económico, unos $30 Arg = 3 dolares apróx. La chica que venia al lado mio también tenia un hospedaje y me lo había recomendado, pero todos los demás viajeros que venían conmigo en el bus iban al “hospedaje Asunta“. Así que los seguí a ellos. Las calles tienen un angulo de 45º y con las mochilas caminar un ese tramo de unos 300 metros fueron una tortura. Entré y solo alcancé a decirle hola a la señora Asunta, dueña del lugar, que me saluda simpaticamente e inmediatamente me dice: arriba, y me señala la escalera. Ni siquiera me pregunto el nombre, ni me anoto en alguna libreta, ni nada. Sin dudas estaba en otro mundo, en el de la confianza.

Hace unos años el turismo ha comenzado a desarrollarse aquí, y se nota en el sentido que a algunas personas con las que he hablado no les gustan mucho los turistas.

Ese primer día, solo recorrí la plaza donde se destaca su iglesia (que es la típica postal del lugar), y alrededores, saque fotos de todo el paisaje, incluso converse toda la tarde con una señora de unos 90 años :), que mucho no le gustaban los turistas como a una gran parte del pueblo, que por lo que me comentaron algunos lugareños son un bastantes ruidosos. Luego entendí muy bien ese sentimiento, y ellos no querían perder algo que lo puedo describir con la palabra: PAZ.

En el hospedaje se armo un gran grupo, por la noche nos pusimos de acuerdo y cenábamos todos juntos.

IRUYA

Al día siguiente, fuimos caminando hacia San Isidro, otro pueblito único entre las montañas y muy pintoresco. La caminata tiene su dificultad ya que hay que saltar varias veces el río, hay muchas rocas sueltas y no hay que olvidarse del calor. Se tarda una hora y media aproximadamente. Al principio al llegar uno no puede creer como hay gente que viva en el medio de los cerros, en los que muchos necesitan bajar a caballo para buscar algunas provisiones y que tal vez muchas veces queden aislados por el crecimiento del río. La verdad es que los admiro y me saco el sombrero ante todas las familias que allí viven, porque en realidad los juzgamos con nuestra forma de vida en las ciudades, pero sin dudas ellos lo tienen todo, su casa, su agricultura, sus animales, escuela, algunas tiendas y mucho aire puro.

De nuevo en Iruya, y esa noche era nochebuena, así que disfrutamos un gran asado, que organizo la señora Asunta, todos juntos y al llegar la medianoche, cada cohete que sonaba retumbaba como una bomba entre los cerros! Fue una experiencia única!

Al día siguiente, 25/12, fue levantarse tarde, comer algo, dormir una siesta, que vida no? Por la tarde visitamos el cementerio y fuimos hacia la “antena” que desde allí hay una vista panorámica de todo el pueblo.

Era época de lluvias por lo que por las tardes-noche llovía, el 25 llovió casi toda la noche por lo que el río creció, y se provocó un alud que cortó parte del camino. Al día siguiente no había agua en los baños. La salida del bus que era a las 6 am. se atraso unas 6 horas, por lo que salimos al mediodía. Una vez en el bus hicimos unos kilómetros y tuvimos que cruzar el río caminando. Fue otra experiencia de aventura mas. Un grupo nos bajamos en “el cruce” para esperar el micro que nos llevaría a La Quiaca.

Creo que Iruya es el lugar que te hace reflexionar sobre todo, es un lugar para el aprendizaje. Sin dudas lo recomiendo al 100%.

OTROS DATOS

  • Solo hay un cajero automático, y la reposición de dinero no se hace todos los días, debido a su locación remota.
  • No se preocupen que algo de contacto con el mundo existe: hay televisión, señales de teléfono y wifi.
  • Hay varios hoteles ademas de hospedajes, también un camping, Hay un correo, un hospital y una escuela.
  • Tener en cuenta la época de lluvias que son en el verano.

Written by Lore Pilq

TRAVEL BLOGGER FROM BARILOCHE - ARGENTINA.

Deja un comentario