La región de Zaan es un conjunto de pequeñas villas y pueblitos, molinos, casas de madera, y viejos edificios industriales. Situada al lado del rio Zaan, con verdes paisajes y cientos de canales. Por recomendación de un amigo holandés, me tome un día para visitar los molinos de Zaanse Schans a solo 30 minutos en tren de Amsterdam.

Desde la estación de trenes de Amsterdam Central que se encuentra en pleno centro de la ciudad, se puede tomar el tren. En mi caso estaba hospedada mas cerca de la estación de Amsterdam Amstel (al sur) así que lo tome desde aquí, es un viaje de 30 minutos y el ticket ida y vuelta cuesta 7,80€. Si el horario dice que el tren es a las 11:04 el tren sale a esa hora. Eek Wow! Después de estar un mes en Europa todavía me sigue asombrando la puntualidad que hay acá!

Por fin era un día hermoso en Amsterdam! Con algunas nubes, pero soleado y eso era una muy buena noticia para ir a los molinos.

El tren, una maravilla, muy moderno, limpio, rápido y cómodo, casi no viajaba nadie. Mirando por la ventana y a la vez mirando la pantalla que iba diciendo cual eran las siguiente paradas. Y exactamente 11:34 marco la estación de Koog – Zaandyk, y me bajé, lo curioso es que nadie se bajo conmigo, y mire para todos lados y me pregunté y los molinos? La estación es pequeña, así que iba a bajar las escaleras para salir de ahí, y veo que hay un mapa pegado en la pared que decía: “maps” y una flecha que señalaba una cafetería. Genial! Fui hacia allí y le pedí un mapa, y el señor me dijo que solo daba un mapa comprando algo…Asi que le dije que no, gracias, y le pregunte para donde estaban los molinos y me señalo con su mano, hacia la derecha. Salí, de ahí, y vi un cartel que decía que un capuchino costaba 2,50€ un poco caro, pero bueno, me dieron ganas de uno, así que dije bingo! Un café y de paso me da el mapa. Hecha la compra y feliz con mi negocion smilegreen me fui a descubrir este hermoso pueblo.

A penas salí de la estación, se me fue toda la alegría, porque había un gran mapa en la calle, que indicaba el camino a seguir. Y Ademas había una maquinita que daba mapas en el que había que poner solo 0,50€ Malvado o muy loco. Igual el camino es muy fácil, se recorre todo caminando. El mapa fue una gran ayuda en la información, y estaba en 10 idiomas.

En la entrada del puente vi mi primer molino y me alegre mucho, es un molino para moler harina.

Primero recorrí al camino marcado a través del barrio de oud-Zaandijk, por la calle paralela al canal la gente vive, se pueden ver las casitas típicas, con la arquitectura muy particular y antigua. También hay un museo, el jardín de las estatuas y el canal donde las personas pueden cruzar en ferry por el rio Zaan, solo esta abierto desde el 1 de mayo al 1 de octubre, asi que era noviembre y no había nada, pero hay una linda vista de frente de los molinos. Este recorrido es de 2km ida y vuelta.

Volví sobre mis pasos al puente, para ir ahora a Zaanse Schans. Justo después del puente, me vuelvo a encontrar con otra maquina de mapas. Malvado o muy loco
Para entrar a los molinos hay que pagar (3€) en cada uno. Son 6 molinos importantes:
  • *Molino de especias,
  • 2 molinos de aserrar,
  • Molino de pintura,
  • 2 molinos de aceite.
  • Hay otros repartidos en el pueblo como ser un molino de harina
LOS MOLINOS DE ZAANSE SCHANS
Museos en los que hay que pagar una entrada:
  • Museo del reloj holandés
  • Albert Heijn, allí se muestra la historia de los molinos. También es una tienda.
  • Museo panadero
  • Museo Zaans y Pabellón
Museos y/o tiendas de oficios con entrada libre:
  • Museo de destilería y local de cata
  • de Fundición de estaño
  • De fabricación de quesos
  • De fabricación de zuecos
  • Tonelería
Cuando imaginaba Holanda, este es el paisaje que imaginaba, la de los molinos y campos verdes con sus vaquitas. Y las casitas al lado de los canales Heart…No era época de tulipanes pero igualmente me llevé una hermosa postal!
Seguí recorriendo el lugar y vi que la gente pasaba al toilette y me dieron ganas de ir también, pero como siempre había que pagar! Costaba 0,50€. Los pagué. Había una señora a la que le das la moneda y ella lo coloca en un molinete para que puedas pasar, como si estuviera en el metro, pero en el medio del campo. Sacando la lengua
Mi amigo holandés me había recomendado de probar los quesos y claro, que pase a la tienda, y probé todos los quesos que habían para degustar! Yo y todos los chinos que llenaron el lugar dejamos los platos vacíos. No puedo decir cual me gusto mas, todos eran deliciosos, hasta había uno de color verde manzana!! en esa tienda podías comprar ademas de quesos, salsas, chocolates, etc.
Ahí estuve un tiempo largo y vi a unas chicas comprando nachos con queso! Y me dio mas hambre, así que pedí una porción. 2,50€. Había solo una mesita, asi que empecé a degustar mis nachos cuando de pronto, vienen una china y quiere agarrar de mis nachos pensando que también estaban para degustar. Y yo con la boca llena le digo: “no, no, it´s mine!” SwordJajaj risas de los otros chinos. Así para evitar que vengan mas chinos a querer comer de mi almuerzo, me fui hacia afuera a terminarlos.
Recorrí todas las tienditas de souvenirs que venden regalos típicos de holanda.
Iba cayendo la tarde y mire el mapita que decía wifi gratis en la oficina de turismo, que estaba a unos metros de allí. En realidad parecía una cafetería, igual me instale ahi un rato y nadie me dijo nada. Luego volví a la estación a tomarme el tren que me llevaría otra vez a Amsterdam, esta vez me baje en la estación Amsterdam Central que esta en plena ciudad!
Para comer algo en el pueblo, vi una creperia, cafetería, y un restaurante en la entrada del puente.
También se puede recorrer esta región en bicicleta, ferry, para los que van en auto lo pueden dejar en el parking que esta en la oficina de turismo.
Muy recomendable para un día de paseo. Agradecimiento especial a mi amigo Edwin que me ayudo en mi paso por Amsterdam. Sonriente

OTROS DATOS

  • Si tienen un poco mas de tiempo pueden ir hasta Zaandam Centrum (esta a una estación después de Koong Zaandijk), donde esta el Inntel Hotel Zaandam con una forma muy particular y colorida, típica de la zona y el museo de Tsar Peter que es la casa donde el Zar Pedro el Grande se hospedo en Holanda que también tiene mucha historia detrás.

Written by Lore Pilq

TRAVEL BLOGGER FROM BARILOCHE - ARGENTINA.

Deja un comentario