Pompeya, fue una ciudad romana en la región italiana de Campania, que fue completamente enterrada en ceniza volcánica tras la erupción del monte Vesubio el 24 de agosto del año 79 d. C. La ciudad fue excavada en el siglo XIX y XX  y debido a su excelente estado de conservación ha dado valiosa información sobre el mundo romano, y por ello fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Para ir a visitar las ruinas de esta ciudad, desde Roma, hay que dirigirse a Roma Termini, yo me tome un tren regional cuyo ticket costó 11,20€ hasta la estación de Napoli Centrale. El viaje es de una hora y media. Luego hay que tomar otro tren, hacia la Stazione Circumvesuviana. Para ello hay que bajar hacia el piso inferior y comprar otro ticket a 5,80€. El viaje tarda 30 minutos. Ver tren por Italia.

La Stazione Circumvesuviana es una parada rápida, pero se van a dar cuenta, ya que la mayoría de los que viajan en ese tren son turistas y bajan allí. A la salida, hay un puesto de información turística, que en realidad es una agencia de excursiones. Allí pueden contratar un tour guiado o alquilar audioguias en su idioma. Yo contraté un tour guiado de 2 horas a 12€ (en ingles). Pero si lo quieren recorrer por su cuenta, pueden ir directamente a la entrada que queda a unos pocos metros.

SCAVI DI POMPEI

El tour comienza desde la Porta Marina, allí se compra el ticket a las ruinas que es de 11€, y se paga solo en efectivo.

La guía nos lleva por los principales monumentos y nos va contando la magnifica historia de este lugar único.

La ciudad de Pompeya o Pompei (en italiano) a 8km del volcán Vesubio, era uno de los puertos más importantes de la bahía de Nápoles y los asentamientos circundantes enviaban sus productos a Pompeya para el transporte a todo el Imperio.

La ciudad en sí, estaba rodeado por una muralla con muchas puertas. Presenta una mezcla asombrosa de varios miles de edificios: tiendas, grandes villas, vivienda modesta, templos, tabernas, baños, letrinas públicas, una sala de mercado (Macellum), escuelas, torres de agua, un vivero de flores, una basílica, prostíbulos, teatros, un anfiteatro y una cuarentena de fuentes públicas. En resumen, Pompeya tenía todas las comodidades que uno esperaría encontrar en una comunidad próspera.

EL TERREMOTO PREMONITOR

La zona que rodea el Vesubio recibió su primera señal de advertencia de que el monte (volcán) estaba quizás despertando, cuando un terremoto de gran intensidad la sacudió, en 05 de febrero 62 d.C. El terremoto midió 7,5 en la escala Richter y devastó las ciudades de los alrededores; incluso partes de Nápoles, a 32 km de distancia, fueron dañadas.

Sin embargo, poco a poco, la ciudad hizo reparaciones, y la vida comenzó a volver a la normalidad. Las reparaciones y mejoras cívicas también deben haber sido estimulado por la visita real del emperador Nerón en el año 64 d.C.

LA ERUPCION

La actividad sísmica continuó durante la siguiente década. Pero el 24 de agosto de 79 d.C. comenzaron las explosiones en el cono del Vesubio y la mayor fue al mediodía generando una enorme nube de hongo de partículas de piedra pómez rosa de 43 km, hacia el cielo. La potencia de la explosión se ha calculado como 100.000 veces mayor que la bomba nuclear que devastó Hiroshima en 1945. La ciudad sufrió durante todo el día explosiones de cenizas, de gases de tóxicos y otros materiales volcánicos asfixiando el aire, a las personas, causando derrumbes, y enterrando a metros de profundidad a la ciudad y en el olvido.

EL REDESCUBRIMIENTO 
Pompeya fue finalmente re-descubierto en el año 1755 cuando se comenzó a trabajar en la construcción del Canal de Sarno.

La evidencia arqueológica única de Pompeya nos da la posibilidad de reconstruir la propia cotidianidad de la ciudad y de las personas que vivieron hace tanto tiempo. Su forma de vivir a través de sus residencias, comercios y sus escritos, a través de los frescos, de los restos óseos para saber su alimentación y sus enfermedades, sus pasatiempos, clases sociales y mas.  .

A raíz de la actividad sísmica y cambios costeros, Pompeya se ubica actualmente 2 kilometros tierra adentro pero hubiera sido mucho más cerca del mar y la desembocadura del Sarno en la época romana y en torno a cuatro metros más abajo. Cubre unos tres kilómetros cuadrados (un tercio permanece sin excavar), pero los suburbios exteriores también fueron densamente poblada. También hubo cientos de granjas y alrededor de un centenar de villas en el campo de los alrededores. La población de la ciudad se ha estimado en 10-12.000, con un tercio de esclavos. El doble de gente habrían vivido en las granjas de los alrededores y las villas.

La reconstruida Pompeya es un verdadero museo a cielo abierto.

IMG_8064

 

LOS EDIFICIOS Y TEMPLOS

Las cenizas han conservado de manera original los templos, monumentos, edificios y calles como en la época romana. Sin dudas, podemos recorrer toda la ciudad con esas calles empedradas y asombrarnos a cada paso. Estos son algunos de los principales lugares a visitar:

  • Templo de Apollo: Uno de los templos mas antiguos de Pompeya.
  • Basilica: El edificio fue dedicado a la administración de justicia y para las negociaciones comerciales. Se pueden ver los restos de sus grandes columnas.
  • Edificio de la administracion publica
  • Foro: Fue la plaza principal y estaba rodeado por todos los edificios religiosos, politicos y empresariales.
  • Los graneros del Foro: Aqui podemos ver vasijas y restos arqueologicos encontrados. Antes era el mercado de frutas y verduras.
  • Templo de Vespasiano
  • Macellum: Era el mercado principal de la ciudad.
  • Terme del foro: Baños termales para hombres y mujeres.
  • Templo della fortuna augusta: Dedicado al emperador Augusto.
  • Templo de Jupiter: Era el capitolio dedicado a Jupiter, Juno y Minerva. Se encuentra sobre un podio y hoy solo quedan algunas partes de las columnas y las escaleras.
  • Casa del Fauno:  Es un buen ejemplo de la típica casa grandiosa de Pompeya. Se destaca una copia de la estatua de bronce del fauno y en la entrada de la casa un mosaico en el piso con la palabra: HAVE (Bienvenido)
  • Panificio: En la panaderia, se encuentran los hornos de barro donde se cocinaba el pan.
  • Lupanare: Prostibulo, se destaca por los frescos en las paredes con imágenes de posiciones sexuales. En la ciudad había 25 lugares dedicados a la prostitucion donde las mujeres eran esclavas griegas u orientales.
  • La casa del poeta tragico: Llena de hermosos frescos y mosaicos.

Una de las cosas que destacaba la guía era lo intacto del color de las paredes, al igual que las pinturas murales y los frescos en el techo de algunos edificios.

Me tocó un día con el Vesubio tapado por las nubes, pero de alguna manera, pude imaginar lo terrible que fue el día de la erupción. Un volcán tan cercano de la ciudad que apenas dejo tiempo para escapar, esto se puede apreciar cuando vemos las posiciones en que quedaron los cuerpos de las personas enterradas por las lava y cenizas. Hay varios cuerpos exhibidos en vitrinas y algunos en los graneros del foro.

FotorCreated21

 

Podemos recorrer también el Teatro Piccolo con una capacidad de 1500 espectadores era dedicado a espectáculos musicales y para recitar poesía y el Teatro Grande que contaba con una capacidad de 5000.

Para el final dejé al Anfiteatro: En en exterior me pareció uno de los edificios mejor conservado, con su estructura totalmente completa, al igual que en el interior. Pero estaba un poco abandonado en el mantenimiento, ya que se veían en las piedras, crecer la hierba, y pastizales verdes. Aquí cabían mas de 20.000 espectadores. Muchos turistas y los tours no llegan hasta acá, ya que esta un poco alejado de lo que es el foro. Pero vale la pena!

La diferencia entre teatro y anfiteatro es que estos últimos son las arenas (estadios ovalados) y los teatros son los semiovalos.

También hay viñedos al lado del anfiteatro, recreando como hubiera sido en la antigua Pompeya.

Al finalizar las dos horas del tour, podemos seguir recorriendo el resto de la ciudad en ruinas. En mi caso me llevo unas 3 horas mas. Hay mucho para ver y aprender. Recomendado tener un mapa para guiarnos y no perdernos de los edificios importantes.

Una de las salidas es por la Piazza Anfiteatro. Hay que caminar unos 3 km para ir nuevamente a la stazione de tren para el regreso a Roma. Es una buena opción para poder ver la parte comercial y de restaurantes.

OTROS DATOS

  • Se pueden recorrer otras pequeñas ciudades cercanas en ruinas como ser Herculaneum, Oplontis, Boscoreale y Stabia. Para ello existe también un ticket de 3 días.
  • Llevar agua, protector solar y sombrero para los días calurosos y calzado adecuado para caminar.
  • Para mas info consultar: pompeiisites.org

Written by Lore Pilq

TRAVEL BLOGGER FROM BARILOCHE – ARGENTINA.

Deja un comentario