Tener solo una semana de vacaciones, ya es poco y si decidiste ir desde Bariloche, hacia las costas Uruguayas, te dirían que no vale la pena hacer tanto viaje para tan poco tiempo. Bueno, a mi me lo dijeron pero…será que tanta publicidad en la TV de “este verano visite Uruguay” o que el mismisimo Diego Forlán (famoso jugador de fútbol Uruguayo) mostrara los paisajes de su país, fue lo que me convenció y me impulsaron a ir? no lo sé pero, ahora puedo decir que sin dudas fue una decisión correcta!

 

 

Claro que para optimizar el tiempo me tomé un avión desde mi ciudad hasta Bs. As. asi que salí de la oficina (antiguo empleo)  corriendo hacia el aeropuerto, pero luego en 2 horas ya estaba en la capital federal de Argentina. Alli me encontré con Sofia una amiga de Perú que conocí en esa misma ciudad vacaciones pasadas.
Al dia siguiente, a las 8am salió nuestro buque/barco (empresa BuqueBus), hacia el pais Charrúa (asi le dicen a los Uruguayos). En solo 2 horas estabamos del otro lado del Rio de la Plata. Tuvimos que pasar por Colonia de Sacramento para enseguida llegar a Montevideo, capital del pais.
Uruguay tiene una población apróx de 2 millones de habitantes, por lo que en un domingo, todo el centro esta cerrado y sin mucho movimiento, despues nos enteramos que los fines de semana después del trabajo se van hacia playas mas lindas.
Visité la Plaza Independencia, playa de los Pocitos, la ciudad vieja (tener mucho cuidado con algunos robos en las calles) pero si se sigue el paseo marcado para los turistas no hay problema.

 

Nuestro segundo destino fué Punta del Este, famosa ciudad, conocida en mi pais por ser el lugar VIP y TOP de los veraniantes de clase alta y famosos de Argentina.
Sin dudas, es muy chic, muy caro, hoteles carisimos (bueno para el tipo de cambio Argentino muy caro). Por ejemplo: mi hostel, me costo 30 dolares la noche, y asi que saquen sus conclusiones…
Cuatro días en esta ciudad, que es una peninsula, por lo que su centro se recorre en 2 horas o menos, imperdible el atardecer a las 9 de la noche en punto! Sacate una foto en los dedos, sino no estuviste en Punta del Este. Comerse un chivito al plato, mmmmh que delicia! Pasear por la Av. Gorlero, si queres ver todo el glamour de las tiendas mas fashion (aunque no tengas ni para comprar medio botón), bueno tambien podes comprar recuerdos y souveniers para tus amigos y familiares que siempre te piden un recuerdito…y al final siempre le regalas un imán o una remera con el nombre del lugar jeje.

 

 

Hay muchisimos kilómetros de playas, por lo que es dificil elegir entre tantos paradores para pasar el dia. Pero sin dudas, el agua mas cálida la vas a encontrar en zona de la Barra (a media hora), en las horas pico, tené paciencia porque son largas las filas de autos que entran o salen hacia Punta del Este.
El Atardecer en Punta Ballena, desde el museo de Carlos Paéz Vilaró en Casapueblo, es una cita obligada.

 

 La noche de Punta del Este es imperdible, los restaurantes, discos y pubs mas tops se encuentran en  la zona del puerto (con todos los yates lujosos anclados, por las tardes se pueden ver a los pescadores vendiendo sus productos muy frescos). Tambien la zona de la Barra es muy elegida.

 

Pasé un dia y medio en Punta del Diablo, un pueblito costero, que en los ultimos años se ha convertido en el lugar elegido por los jovenes y mochileros, también de familias. Casitas de colores sobre la costa, una feria de artesanos, pescadores, y un bello arco iris después de una tarde de lluvia. Fue el lugar que mas me gustó debido a que si bien esta lleno de Argentinos (como en todo el verano en Uruguay) pero mantiene esa calma y tranquilidad de ser un pueblo de pescadores, sin dejando de agradecer a todos los Uruguayos que son gente muy amable y simpática.
Una asignatura pendiente, fué Cabo Polonio, sin dudas un destino natural con sus famosos lobos marinos, faro y dunas de arena, que si tenes la posibilidad de visitarlo, hazlo!
Este fue el recorrido:

Ver Uruguay en un mapa ampliado

Deja un comentario